Buscar

07 mayo 2011

LO ESPIRITUAL NO NECESITA DE LA CIENCIA





¿Por qué los terapeutas de las formas naturales debemos estar acomplejados y por tanto demostrar nuestra efectividad ante la clase científica?


¿Por qué buscarle en la tierra una explicación a lo Divino?


¿Por qué tener que justificarlo académicamente?


¿Por qué fotografiar, medir, registrar campos áuricos antes y después de sesiones para demostrar?


¿Por qué pensamiento "Dajio" horizontal en vez de pensamiento "Shojo" vertical?


¿Por qué preguntarse más allá?
Si la terapia le fue bien a la persona, ese es el resultado, y ya está. Qué más prueba humana que la satisfacción de la persona que ha recibido la sesión. Qué más realidad que los efectos y resultados a posteriori en la persona. Qué más real que lo sentido por el receptor.
Qué diploma necesita uno que sana.


¿Para qué?


Hace mucho tiempo que he desterrado en mi discurso el tener que agradar, convencer y justificar lo que hago desde las bendiciones académicas. Me limito a aprender, enseñar y dar terapia natural. Además, no aporta nada.

1 comentario:

Aigua i Llum On Anam dijo...

Cuanta más belleza seas capaz de apreciar...
No lo dudes,
más cerca estarás de lo que es el Amor.

Cuando con tus dedos puedas llegar a rozar la emoción de amar,
una diminuta ráfaga de luz en tu alma sentirás posar.

Tanta más luz llegues en ti acumular,
más cerca de lo que es Dios, te sentirás.

Cuando más delo que es Dios haya en tu interior,
más en su lengua conseguirás hablar...

esa que, para que otros la entiendan,
no hace falta nada más
que lo que a través de tu mirada ya se puede adivinar
sin ninguna absoluta necesidad de hablar.

Eso es lo que yo siento que significa espiritualidad... versus amar... o lo que es lo mismo llegar a Dios, al menos ir buscándolo.
¡gracias por compartir y por ser!

Publicar un comentario