Buscar

15 marzo 2009

CRISIS (IIª parte) y LA MEDIOCRIDAD

Te recuerdo, que de la magistral ponencia del Maestro Sri Purohit Swami, se extraían las claves de la prosperidad, que pasaban por la superación del EGO, DUDA, TEMOR y NUTRICIÓN. Esas son las claves para entender y acabar con la crisis mundial. Pues bien, continúo por la duda tras haberte hablado en mi anterior entrada sobre el EGO.


DUDA

Un marino como yo puede decirte: “No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué punto se dirige”.


Ese es el gran error de la gente. No saben qué quieren, no saben a donde van, no les gusta de donde vienen, se centran en yo no quiero que me pase esto, no quiero enfermar de tal, no quiero que se acabe mi trabajo, no…, no…. Es decir, vivir en el no quiero esto y/o/u lo otro, pero sin saber qué se quiere de verdad. Y así, la vida te premia con lo que le pides: duda. Esa incertidumbre es la que responde a esa “absurda eliminación al absurdo” que era una forma de descomponer en matemáticas cuando te enfrentabas a un problema.


La vacilación es el más vehemente indicio de la debilidad de carácter. Y así conozco a mucha gente, de todo tipo, de toda renta y de todas las edades.


El que nada duda, nada sabe. Vale. Pero no es conveniente permanecer en la duda constante. El hombre se hace civilizado no en proporción a su disposición para creer, sino en proporción a su facilidad para dudar. Como decía José Luis Borges: “la duda es uno de los nombres de la inteligencia”.


Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñes decía Ortega y Gasset. Pero como base sustancial para llegar a tu firme decisión, no para ampliar tu duda.


La peor decisión es la indecisión. Esto conduce al TEMOR.




TEMOR

Según la Real Academia de la Lengua Española, temor: 1-m: Pasión del ánimo, que hace huir o rehusar aquello que se considera dañoso, arriesgado o peligroso.


La noción de temor forma parte de nuestra vida y habla de nuestro grado de socialización.


Hay cuatro componentes básicos de los que consta el temor: la experiencia subjetiva, los cambios fisiológicos, las expresiones directamente observables de temor y los intentos de evitar ciertas situaciones o escapar de ellas.


Personas limitadas, bueno, autolimitadas estúpidamente, ya que el ser humano es ilimitado.
Personas temerosas son aquellas que viven con ideas preconcebidas, formatos sociales, ambientes familiares arcaicos, tabúes,… continuo “estreñimiento” mental y fisiológico. Es decir, ha sido un estilo de educación que hemos mamado, y que hoy los sicólogos admiten que fue erróneo. A fuerza de un ¡no!, hemos aprendido. Aprendimos, por ejemplo, que no debe tocar las cosas calientes. El miedo a lo que pueda ocurrir funciona entonces como previsor y sistema de alarma ante los peligros reales y justificados. Hemos aprendido a base de noes. Ya lo explicaba en la DUDA.


El temor tiene una gran componente física. Normalmente, se traslada siempre a un efecto en el cuerpo, mundo material y ganancial. Es decir, el temor solo produce daño físico. Por ello, a la CRISIS le afecta el temor. Es una de las causas. Es uno de los elementos tangibles.


Yo cree la primera empresa de consultoría I+D+i de la provincia de Cádiz; así consta en hacienda, la seguridad social y en el registro de empresas de Tecnología del Ministerio de Industria. O sea (qué pijo), no lo digo yo. En mi plan de negocio de la empresa, empezaba cada desglose de mi actividad con una reflexión, y esta me encanta, a la par que la promulgo a los cuatro vientos:


“El hombre razonable se adapta al mundo, y el que no lo es, insiste en que el mundo se adapte a él. Por lo tanto, todo el progreso depende de los que no son razonables”


Es decir, el temor no es más que un paso a un nuevo orden de cosas, un ascensor al crecimiento personal y profesional, un momento satori de descubrimiento, … es solo eso, un tramo más. Pero para muchas y muchos, es otro estado permanente de vida. Esta gente suele ser friolera… os lo juro, se delatan fácilmente, lo demuestra la anatomía del espíritu; las personas temerosas suelen tener frío de forma constante, con independencia de la estación de año, las ropas, el país, la casa, etc…


Sin superar EGO + DUDA + TEMOR, se refuerza el estado de CRISIS. Y como ello reside en nuestro cuerpo, y nuestro cuerpo se debe alimentar, a veces, esos estadios cuestan más superarlos por una mala nutrición. Y cuando me refiero a mala, digo mala y no pobre. Aunque se tenga de todo para comer, puede que no se coma bien.




NUTRICIÓN


¡Somos lo que comemos! Creo que con eso está dicho todo.


Hablar de nutrición se merece una entrada monotemática. La haré. La escribiré pronto. Me comprometo.


Claves de la nutrición para la Organización Mundial de la Salud:
  1. Leche materna
  2. Agua limpia
  3. Hierbas curativas
  4. Alimentos antes que piedras vitamínicas
En resumen, quien conoce la naturaleza no debería estar nunca enfermo. Y es así. Pero cada vez nos alejamos más de ella, aunque vivamos en el campo.


El ser humano de hoy come con la vista, no toma el sol, como prefabricado, vive acelerado, come rápido (fast food), no lee las etiquetas de los envases, como desordenado, repite las mismas sustancias, no huele, abusa de calorías, etc…


Y dado que hablamos de NUTRICIÓN, en la próxima entrada que dedique exclusivamente a nutrición hablaré en primera persona de dos temas: OVO-LACTO-VEGETARIANISMO y AYUNO. Ambos los practico y me han convencido. En el 2008 llegué a realizar tres ayunos: dos de nueve días y uno de veinte días.


También os hablaré de la SLOW-FOOD, contraria obviamente a la fast-food. La slow-food es un movimiento mundial dentro de otro global de rango superior el SLOW-DOWN, al que pertenezco y también difundo a los cuatro vientos.


Bueno, “llegando a puerto” con la CRISIS. Ya sabemos que la provoca la no superación del EGO, la DUDA, el TEMOR y la mala NUTRICIÓN. Pues bien, si estamos en CRISIS, ¿qué tipo de personas, de seres humanos viven hoy en la tierra en su mayoría como para haberla provocado? Pues te respondo: las y los mediocres.




LA MEDIOCRIDAD


Como resultado del ego+duda+temor+mala nutrición llegamos a un modelo de persona que se define por la mediocridad. Yo los conozco bien. Se cruzan mucho en mi vida diaria. La mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta. Pero ellas y ellos no lo reconocen, por culpa de su ego+duda+temor. Ego, que les impide ser; duda, que les impide autocrítica, ya que dudan de todo menos de ellos; y temor, que debido a su falta de honradez y honestidad como personas y profesionales, les lleva a un absurdo espacio a la defensiva, a la clandestinidad, a los foros de “peluquería”, que al final elevan su soberbia para volver a la casilla de salida: el ego.


Conozco mediocres. Por fin una palabra no sexista, ya que no hay palabro mediocra ni palabro mediocro, pero si mujeres mediocres y hombres mediocres. Para que lo entiendas:


El/la mediocre es un ser acomplejado
El/la mediocre condena todo lo que no está a su alcance
El/la mediocre no tiene voz sino eco. Habla sin palabras, por hablar
El/la mediocre es una suma de rutinas, prejuicios y domesticidades (que no docilidades)
El/la mediocre ama su habitat como a sí mismo
El/la mediocre presume de tener ideas claras que no se las creen ni ellos
El/la mediocre no es un ser proactivo sino reactivo
El/la mediocre considera el trabajo como algo sagrado, por eso no lo toca
El/la mediocre siempre dice estar en su mejor momento
El/la mediocre no se forma a sí mismo/a vive de la inspiración
El/la mediocre nace cansado y vive para descansar
El/la mediocre es dócil, maleable, ignorante, un ser vegetativo, carente de personalidad, contrario a la perfección, solidario y cómplice de los intereses creados que lo hacen borrego del rebaño social
El/la mediocre cree que el mediocre es el otro/a
El/la mediocre no es honrado, ni humilde, ni sensato ni social
El/la mediocre vive según las conveniencias y no logra aprender a amar
El/la mediocre en su vida acomodaticia se vuelve vil y escéptico, cobarde
El/la mediocre evade las tareas y siempre está buscando que su labor la realice otro
El/la mediocre tiene presente que nadie se muere por descansar
El/la mediocre deja siempre para mañana lo que debe hacer hoy
El/la mediocre se dice a sí mismo: "Si el trabajo es salud, que trabajen los enfermos"


En definitiva, la CRISIS mundial nace y muere en el interior de las personas. La provoca el EGO, la DUDA, el TEMOR, y la NUTRICIÓN. Con ello, se crea el ser mediocre, que se propaga por el planeta y provoca esta CRISIS. Así pues, la CRISIS durará hasta que quieran… querer (del verbo amar).




REFLEXIÓN


Un día alguien me preguntó en el tanatorio al morir una persona:
“¿Cómo se puede medir lo que vale una persona?”
Yo le respondí:
“por el número de personas que se han medido por ella”

2 comentarios:

Pepelu dijo...

Marita, buenas tardes
Si quieres contactar conmigo escribe un comentario con tu email o teléfono. Nadie lo verá ya que yo modero/controlo los comentarios antes de subirlos al blog y obviamente no mostraré tus datos.
Muchas gracias.
Un besote

leonardo dijo...

pfffffff hermano, ta muy bueno el post, lo consegui por casualidad y aun no lo leo del todo, pero luego te digo :)

Publicar un comentario